El Odio

Ya que hablamos del odio, me gustaría hablar de una experiencia que se lleva a cabo en la iniciación de algunas logias. Este ritual se desarrolla de la siguiente manera: te presentas ante los miembros importantes de la logia y te dicen que has sido elegido después de muchos años de estudio sobre tu vida, sobre tu persona, sobre tu comportamiento y sobre tus actos. Ellos hacen un estudio de la persona y es entonces cuando la consideran digna de poder iniciarse. El encargado de llevar a cabo el ritual es el guía. Él se dirige a ti y te pregunta si estás preparado. Tú respondes que sí y él te dice que pienses unos minutos en la persona a la que más odias en la vida. Eso, de primeras, te hace entrar en un estado de conflicto, puesto que todos tenemos a alguien al que odiamos. Mientras tú piensas en esa persona, el guía te dice: «¿Sabes que sabemos mucho de ti, puesto que hace años que te estudiamos? Hoy estás aquí para llevar a cabo el ritual del perdón, y es por eso que esa persona en la que estás pensando ha sido traída aquí para que la perdones ante todos nosotros». Imaginaos el marrón… Y claro, estás seguro de que esta gente con el poder que tienen la han traído fijo. Pasados los 5 minutos te pide que, por favor, cierres los ojos y te prepares para perdonarlo. Imagínate tú cómo te sientes. Entonces te pide que abras los ojos, tú los abres y está todo a oscuras, no se ve absolutamente nada, la oscuridad es total, al igual que tu nerviosismo. El guía te dice: «Perdónalo». Pasan los segundos y tú no entiendes nada. De repente se enciende un foco sobre ti y el asombro es mayúsculo porque puedes ver ante ti a la persona a la que más odias: tú reflejado en un espejo, y el guía dice: «Perdónate, porque tú eres la persona a la que más odias».

Después de aquello estuve reflexionando y entendí que el guía tenía toda la razón, puesto que cuando odiamos a alguien el odio se queda en nuestro interior, porque a la persona a la que odiamos a veces ni siquiera es consciente de que la odiamos, solo nosotros somos conscientes. O sea, el odio nace, crece y muere en ti, y la persona que más odio tiene en su interior no es la más odiada sino la que más odia. Teniendo en cuenta que a cada persona que odiemos, ese odio se queda en nosotros, la persona a la que más odias en tu vida, puesto que es la que más odio tiene en su interior es a ti mismo, y solo perdonándote a ti mismo podrás hacer que ese odio desaparezca, y siendo tú la persona a la que más odias, ¿serías capaz de perdonarte?

…el ODIO crece, nace y muere en ti…

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

0

Start typing and press Enter to search